Beneficios del ejercicio físico, deporte, salud

El cuerpo humano, la persona, para su correcto funcionamiento físico y mental tiene que tener una forma física y una musculación adecuadas. Cuando esto falla, aparecen los dolores musculares y articulares.

El ser humano ha sido diseñado para funcionar activamente, la inactividad conlleva a un mal funcionamiento de todo el organismo.

La actividad física controlada y planificada, nos reporta muchos y grandes beneficios. Pero para obtenerlos tenemos que ser constantes en su práctica.

El ejercicio físico planificado con el objetivo de mejorar  la forma física, la musculación y la flexibilidad, proporciona grandes beneficios en todos los aspectos de la vida. Desde los más básicos de la salud y el bienestar, hasta los menos concretos como la actitud positiva y la alegría. Estudios han demostrado:

Las personas que hacen ejercicio:

  • Sufren menos depresiones, este dato es aún más importante en mujeres mayores de cuarenta años, que son las más proclives a sufrir depresión.
  • Sufren menos dolores difusos como fibromialgia.
  • Aumentan su capacidad sexual y su deseo por mantener relaciones.
  • Aumentan considerablemente la autoestima.
  • Aumenta su capacidad de concentración.
  • Aumentan su toleración al estrés.
  • Con el deporte se consigue un corazón más grande, más fuerte y menos graso.

Beneficios en el sistema cardio-respiratorio.

El músculo más importante del cuerpo es el corazón. Con el ejercicio aumenta la masa muscular, se fortalece,aumenta la fuerza y pierde la grasa que lo rodea. Por lo que cada latido es más potente y puede trasladar más sangre al resto del organismo. Si conseguimos un corazón más grande, más fuerte y con menos grasa, estamos haciendo una mejora considerable.

  • Un corazón más grande: podrá impulsar más sangre en cada latido.
  • Un corazón mas fuerte: podrá impulsar con más potencia la sangre.
  • Un corazón menos graso: será más eficiente en cada latido.

El resultado del ejercicio aeróbico en el corazón es una bajada de la frecuencia cardíaca en reposo, lo que mejora la economía y la eficacia de nuestro corazón.

Por la misma razón aumenta el calibre de las arterias coronarias, causantes de muchos de los problemas del sistema cardiovascular. Ayudando así al corazón a ser más eficaz en el transporte y retorno de la sangre.

Con el ejercicio, fortalecemos todos los músculos, también los que se encargan de llenar y vaciar de aire los pulmones, haciendo que en cada respiración podamos tomar más aire con menos gasto energético, haciendo la respiración mas eficiente, aumentando la oxigenación y reduciendo el estrés de los músculos respiratorios.

  • Aumenta la superficie de transmisión del oxígeno a la sangre, esto se produce por una mayor capilarización y por un mayor número de alvéolos en funcionamiento.
  • Aumenta nuestra capacidad pulmonar y limpia nuestros pulmones.
  • El proceso de vaciado y llenado se realiza menos dificultosamente.
  • Cuando necesitemos una mayor aportación de oxígeno, nuestros pulmones podrán llevar a cabo esa tarea, sin toses y sin ahogamientos.

 Beneficios en nuestros músculos y huesos.

 En los músculos.

Donde antes se nota la acción del deporte es en los músculos. En pocas sesiones ya mejoran su tono. En poco tiempo es fácil notar la musculatura más tensa y más fuerte. El cuerpo humano está diseñado para funcionar bien cuando existe una musculatura adecuada, para esto es imprescindible el ejercicio. Las personas sedentarias están muy escasas de materia muscular y de falta de tono. Los sedentarios tienen una musculatura flácida.

En los huesos.

El cuerpo cuando nota que los músculos ganan fuerza empieza un proceso por el cual los huesos se hacen más gruesos y fuertes a fin de poder soportar las nuevas tensiones que provoca la nueva musculatura. Es igual que con los beneficios en el sistema caridovascular, se produce una retroalimentación que hace que las mejoras en el organismo y en el metabolismo se reproduzcan en sistemas que aparentemente no tienen nada que ver con el deporte.

En las articulaciones.

El aumento de la eficacia de las articulaciones es debido a la musculación de tendones y ligamentos y a una mejora de la lubricación interna, sumado al aumento de la masa muscular y de su resistencia, hace que nuestra calidad de vida aumente exponencialmente. Permitiendo retrasar el envejecimiento y aumentar las posibilidades de expansión como persona móvil e independiente.

  • Aumenta la masa muscular y por consiguiente la fuerza.
  • Los músculos aumentan la resistencia a la fatiga, lo que permite aguantar mejor el día a día.
  • Los músculos y la reacciones se vuelven mas rápidas, haciendo que se sienta uno mas ágil y flexible.
  • Los huesos se hacen más gruesos, se vuelven más resistentes a la caídas.
  • El aumento general de la fuerza, de la resistencia, del equilibrio y de la agilidad reduce considerablemente la caídas traumáticas y las lesiones posturales.

 Beneficios en nuestra psique.

El ejercicio físico produce importantes modificaciones en la personalidad, tales como estabilidad emocional, autoestima, extroversión, se modera la indefensión y la impotencia.

Los trastornos de ansiedad, mejoran ostensiblemente con la práctica del ejercicio físico.

En general los diversos síntomas de tensión, inquietud, excitación del sistema nervioso autónomo, hormigueos, hipercinesia, etc, disminuyen significativamente con la práctica persistente del ejercicio físico.

En lo que respecta a la depresión, en diferentes trabajos de investigación se ha podido constatar un efecto antidepresivo del ejercicio. El ejercicio físico, por tanto, es un elemento terapéutico importante en las depresiones leves o moderadas.

Al mejorar la función mental, la autonomía, la memoria, la rapidez, la “imagen corporal” y la sensación de bienestar, se produce una estabilidad en la personalidad caracterizada por el optimismo, la euforia y la flexibilidad mental.

  • La mejora de la calidad de vida, de la independencia, de nuestras posibilidades físicas, hace que nos sintamos más seguros y que nuestra autoestima aumente.
  • En casi todos los deportes aumenta la socialización de la  persona.
  • Reduce el estrés.
  • Aumentamos las actividades de nuestro tiempo libre, haciéndonos más felices.
  • Aumentamos nuestros temas de conversación, aumentado por esto nuestra capacidad de socialización.
  • Aumentamos nuestro círculo de conocidos.

Contra el dolor y las lesiones.

El aumento de nuestra capacidad física y de nuestra autoestima afecta reduciendo drásticamente muchos dolores difusos.

El fortalecimiento de nuestro organismo, hace que estemos más alerta, con más equilibrio y que tengamos un tiempo de reacción complejo más eficiente y rápido, por lo que las caídas y golpes se reducen.

El fortalecimiento de los músculos, el engrosamiento de los huesos, hace que las caídas sean menos traumáticas y se recupere el estado normal antes que una persona sedentaria.

Contra el envejecimiento.

 Muchos autores afirman que una persona de 65 años que haga ejercicio físico a diario tiene una mayor capacidad física y vital que una persona de 45 años que no realiza ninguna actividad física. Estamos hablando de retrasar muchas variables del envejecimiento casi 20 años.

Porque como ya bien dijo Hipócrates (considerado el padre de la medicina, S.V – S.IV a.c.)

“Todas aquellas partes del cuerpo que tienen una función, si se usan con moderación y se ejercitan en el trabajo para el que están hechas, se conservan sanas, bien desarrolladas y envejecen lentamente. Pero si no se usan y se dejan holgazanear, se convierten en enfermizas, defectuosas en su crecimiento y envejecen antes de hora”.

¡Así qué… ya sabéis, no hay excusa qué valga…!

¡¡¡HAY QUÉ REALIZAR EJERCICIO FÍSICO!!!

Anuncios